ECONOMÍA (Y) POLÍTICA DE LA CORRUPCIÓN Por: Mario Unda*

29-09-2017

¿Qué poder tiene la corrupción que, según vemos, atraviesa los diferentes gobiernos, sin distingo de signos políticos? ¿Por qué se reproduce tan fácilmente y tan fácilmente se esparce por cualquier recoveco? ¿Y por qué se vuelve tan esquiva al entendimiento?

Aunque se termine achacando la corrupción a la “naturaleza humana” (al estilo de “en arca abierta, hasta el justo peca”), lo cierto es que siempre se termina viéndola como una disfunción social. Dicho de otra manera, cuesta reconocer sus vínculos con la reproducción normal de la sociedad.

Las funciones económicas de la corrupción

Podemos destacar un puñado de funciones económicas de la corrupción.

En primer lugar (por visible) una suerte de “acumulación originaria de capital” por parte de quien recibe o pide el soborno. O, alternativamente, puede jugar la función de mecanismo de atesoramiento, si es que los dineros habidos no son invertidos posteriormente como capital. Este es…

Ver la entrada original 1.210 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: