Cobertura del Congreso Fundacional del Nuevo Perú / Jacqueline Fowks – El País de España

 

Verónika Mendoza encabeza una nueva plataforma política en Perú

El frente de izquierda que lideraba la dirigente se rompió en dos

¿A quién le escribe el comité central del Partido Comunista Cubano en Perú? ¿Quién es el interlocutor de Podemos o de la dirigente de la izquierda chilena Beatriz Sánchez? El Movimiento Nuevo Perú, de la excandidata presidencial Verónika Mendoza, que este fin de semana celebró su congreso fundacional, después de tres encuentros nacionales organizados desde diciembre de 2016. La política nacida en Cusco, quechua hablante y con un posgrado en París, ahora tiene la tarea de recabar unas 800.000 firmas para inscribir su nuevo partido político.

Mendoza participó en las elecciones de 2016 como candidata del Frente Amplio y quedó en tercer lugar con 2.819.546 votos (18,85%), unos 318.000 menos que Pedro Pablo Kuczynski, quien pasó a la segunda vuelta con Keiko Fujimori, la líder de Fuerza Popular. Antes del balotaje, su llamado a no votar por la hija del expresidente Alberto Fujimori fue clave para la victoria del economista y exbanquero, proclamado presidente con el 50,1% de los votos frente al 49,8% de su rival, solo 41.057 papeletas de diferencia.

Tras los comicios de 2016, se esperaba que Mendoza orientara a la bancada de 20 congresistas de izquierda, la más numerosa desde el período 1985-1990, cuando Izquierda Unida obtuvo 65 representantes. Sin embargo, el bloque se fragmentó rápidamente. Quien detentaba la inscripción del Frente Amplio, el congresista Marco Arana, decidió cerrar el padrón de militantes a nuevos miembros, excluyendo a quienes trabajaron con Mendoza en la campaña. Otros roces continuaron entre Arana y los parlamentarios y asesores próximos a la política cusqueña. A inicios de diciembre de 2016, la excandidata presidencial anunció en Cusco la formación del Movimiento Nuevo Perú.

En julio de este año, los 20 congresistas del Frente Amplio se dividieron en dos grupos parlamentarios: 10 se mantienen bajo esa denominación y el resto bajo el nombre Nuevo Perú.

El pasado viernes, en el local de la Federación de Trabajadores de Construcción Civil, en una zona abandonada del distrito de La Victoria, cientos de militantes y congresistas de Nuevo Perú formaron parte de paneles sobre empleo, participación política de pueblos indígenas e iniciativas de no violencia contra la mujer. Un grupo numeroso estaba conformado por jóvenes feministas. En la noche, en el auditorio, la líder de Nuevo Perú y algunos invitados extranjeros, como el diputado de Podemos Pablo Bustinduy y el embajador de Cuba en Perú, Sergio González, inauguraron el congreso fundacional de la agrupación.

“Estamos en una situación crítica, nos está estallando en la cara esa podredumbre que fue carcomiendo nuestra moral y nuestras instituciones. Hay quienes quieren que caigamos en la desesperanza o en el cinismo, para que nuestro Estado y nuestra democracia se mantengan secuestrados por el poder del dinero. Pero no vamos a permitir que eso suceda”, dijo Mendoza.

La líder de Nuevo Perú añadió que necesitan una organización fuerte; en el congreso definirían su estatuto, programa y equipo de dirección política. “Estamos también ante una oportunidad histórica que no podemos desperdiciar, de librarnos de todos los corruptos, de purgar esa clase política que se cae a pedazos. Defendemos la separación de poderes y que se investigue a todos los corruptos. Estamos dispuestos a dar la batalla para cambiar las reglas de juego, y que eso que está ocurriendo no se vuelva a repetir en unos años”, añadió, en alusión al caso Odebrecht, que ha golpeado a casi todos los líderes vivos de partidos políticos peruanos. “Hace falta recuperar la democracia para ponerla al servicio del pueblo, recuperar nuestra soberanía sobre los recursos”, agregó.

La excandidata presidencial dijo a EL PAÍS que tienen hasta finales de 2018 para recoger firmas. “La valla exigida para organizaciones políticas como la nuestra es siete veces más alta que la que tuvieron los partidos tradicionales. Así que en las elecciones de 2018 participaremos en alianzas con movimientos regionales y locales donde encontremos un mínimo de garantías éticas y programáticas”, anotó.

Tomado de El País

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: