Post indulto: crisis nacional y elecciones regionales en el Cusco./ Jesús Manya

Guste o no guste a los políticos y ciudadanos, el terremoto político de fin de año, originado por la fallida vacancia de PPK, negociada con el indulto a Fujimori, tendrá repercusiones importantes en el escenario electoral municipal y regional; porque los principales actores y partidos nacionales, están implicados directa o indirectamente en la crisis del régimen constitucional espoloneado por la corrupción, la impunidad y el arreglo por debajo de la mesa, por cuya razón existe el que se vayan todos.
Marcelo Odebrecht ahora como lo fue antes los vídeos de Montesinos, pone al desnudo a la clase política y sus dirigentes principales; Alejandro Toledo y la gestión de Perú Posible, Alan García y el Apra, Ollanta Humala y el nacionalismo, PPK y sus tecnócratas agrupados, así como la derrotada Keiko Fujimori y Fuerza Popular; todos están comprometidos en la receptación de dinero mafioso, dólares menos o dólares más, para entregar dolosa y tramposamente las grandes obras y proyectos, mediante concesiones, adendas, obras por impuestos, asociación público – privadas.
Se atreverá en las regiones y municipios algún ciudadano, a levantar las banderas y defender a sus cuestionados líderes y partidos corruptos, en las elecciones regionales y municipales, muy difícil aunque no imposible, siempre hay los figurones. Por ello no resulta casual que el Apra en el Cusco se esconda bajo las siglas de la Alianza Popular, la estrella es una pesada carga como el volumen de García. Perú Posible fue liquidado como club electoral y Carlos Cuaresma el abanderado de dicho gobierno, negara como Pedro por todo lado su alianza con el toledismo. El nacionalismo está en desbande y el PPKausismo fue una alianza temporal. El candidato de Fuerza Popular tendrá que explicar los vaivenes de la dictadura de Alberto y el dinero utilizado por Keiko de sus padrinos ricos, el pasado y el presente en condena, para un atribulado fujimorista en campaña.

En segundo lugar, todos estos partidos fueron gobierno ejecutivo y/o legislativo; cómo explicaran todos ellos, la paralización del gasoducto sur andino o sur peruano; la absoluta negativa para la inversión en la petroquímica; la postergación infinita de la planta de fraccionamiento en La Convención. Tendrán alguna idea cómo revelar la postergación del Aeropuerto de Chinchero; la entrega de las aguas de la Cuenca del Apurímac a los monopolios enclavados en Arequipa; justificaran la pretensión de regalar el Santuario de Choquekirao a manos privadas desde Apurímac. Escenario mortal y difícil para los candidatos de los partidos nacionales.

Los movimientos regionales con todos los males existentes, tienen una buena oportunidad de sacar tremenda ventaja en las elecciones regionales y municipales derrotando a los candidatos de los partidos nacionales; pero deberán demostrar que no serán una experiencia desastrosa como el APU, ahora aliado de APP de Acuña, que fue convertido en agencia de impunidad de congresistas y alcaldes.

Conquistar la victoria, exige un buen programa de gobierno, un equipo profesional solvente de gestión, así como un candidato que genere ilusiones para el desarrollo regional, esta trilogía básica recreada puede ser una buena salida para la crisis nacional desde las regiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: