No solo no es un error: es un acierto de ambos. Sobre acercamiento de Vero y Goyo/ Eduardo Gonzalez-Cueva

Eduardo Dargent está en lo correcto: un acercamiento entre Verónika y Goyo es un buen paso para ambos. Sé que algunos (en varias partes del espectro político) lo consideran “una suma que resta”, pero creo que se equivocan, por las siguientes razones:

Verónika no tiene nada que ganar tratando de “suavizar” su imagen, o ganar el “centro” ante una clase media limeña que, haga lo que haga, jamás considerará apoyarla. Ese electorado es pequeño, su liberalismo es sólo de la boca para afuera, tiene poca influencia, y se mueve por miedos: abrazó a Guzmán sin tener idea de quién era, abandonó a Barnechea para darle la presidencia a un pelele, y, en última instancia, no se haría problemas con votar por alguno de los hermanos Fujimori, si eso frena el cuco de la izquierda.

Goyo no tiene nada que perder rompiendo el nicho en el que el aparato mediático lo ha encajonado, como “antisistema”. Su base más doctrinaria que hace un par de semanas nomás denostaba a Nuevo Perú como “caviar”, no tiene a dónde irse, porque todo le queda a la derecha.

Hay una coincidencia objetiva en la prioridad que ambos le dan al cambio del documento fujimorista del ‘93. La formulación de Nuevo Perú de un “proceso constituyente” era abstrusa, sin embargo, imposible de explicar, y es mil veces mejor abrazar la consigna sencillísima del líder cajamarquino: Nueva Constitución.

El reto es ahora extender el puente hacia los partidos agrupados en “Juntos por el Perú”, que por ahora usan la inscripción electoral del Sr. Simon. El único obstáculo real para ese puente es idiosincrático: el partido más sólido de ese agrupamiento es Patria Roja, que tiene fuertes resistencias hacia Goyo, su ex militante, que no ha hecho más que recibir con los brazos abiertos a los descontentos y disidentes de la añeja e inconmovible dirigencia de Patria. No hay razón, sin embargo, para que no se pueda llevar el divorcio en paz.

Lo demás requiere tiempo y esfuerzo real: construir bases, debatir políticamente, reclutar cuadros técnicos y mantener la iniciativa política en un período caótico para un gobierno incapaz y de guerra civil en el fujimorismo.

Así que, punto para los dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: