Chantajean la vacancia de PPK con provocaciones a Maduro/ Jesús Manya (Amaru – Revista Andina de Política y cultura)

Gobierno quiere cambiar la agenda de la crisis:

La desesperación del gobierno es de tal magnitud, que mueve sus fichas internacionales, para vender su vacancia en marcha, con toda una operación política, que requiere y debe ser enfrentada con cuidado.

La disputa por la iniciativa política

El negociado de la vacancia de PPK con el indulto de Fujimori, originó la pérdida total de iniciativa política del gobierno ante la sociedad y el Congreso Nacional, abriendo una deriva al desgobierno e incertidumbre; el fujimorismo y el Apra con sus divisiones en dicha votación, abrieron una crisis a la que deben dirigir su atención para reacomodar sus fuerzas.

En ese contexto Nuevo Perú, corrigiendo su abstencionismo en el debate de la primera vacancia, luego de consultas con organizaciones sociales y políticas, así como coordinando con otras bancadas como el Frente Amplio, AP y probablemente con APP y Fuerza Popular; en un escenario altamente complicado con las declaraciones de Barata en los próximos días, pondrán en mayor cuestionamiento a PPK, García, Keiko, Humala y otros, en particular al primero que gobierno ahora.

El Gobierno comprendió perfectamente la crisis del régimen y la perdida de iniciativa política como poder ejecutivo; por cuya razón lanzó toda su batería de ataques y provocaciones contra Maduro, aprovechando el apoyo de la OEA y la presencia del Secretariado de Estado de Trump, trabajando un escenario de alta polarización, para trasladar la crisis nacional a la crisis internacional, primero para recuperar discurso y ofensiva política, arrinconar y dividir al Congreso Nacional, jalando a sus posiciones al fujimorismo, el Apra, AP y marginar a la izquierda; este cambio de agenda es la que pregona Mercedes Araoz, la canciller Cayetana Aljovin y los grandes medios de comunicación.

Y cuál es la contradicción principal de la coyuntura

Sería un grave error del movimiento popular y las fuerzas democráticas, caer en el juego de la derecha, regalar la iniciativa y aceptar el cambio de la agenda nacional de la vacancia de PPK por corrupción y enfrascar toda la energía en el conflicto diplomático y los supuestos principios ideológicos en debate, del que es muy afecta la vieja izquierda, que conoce más la realidad ajena que la vida en el país.

La movida anti Maduro de PPK es para ganar tiempo y en el terreno diplomático, tiene todas las de perder, porque vulnera el derecho internacional como ya han señalado varios cancilleres y diplomáticos de diversos países y colores políticos. Por el contrario el gobierno corre el peligro de hacer fracasar la Cumbre, porque los propios funcionarios de la Cancillería del Perú, no están de acuerdo con la aventura de Aljovin en su absoluta utilización política y por otro su dependencia de la política internacional del régimen fascista de Trump. Hay tiempo y mucha tela que cortar, mucha energía que colocar en la disputa en marcha.

Sin embargo el escenario para la vacancia de PPK es de corta duración, después de las declaraciones de Barata, existe avanzado la propuesta consensuada, para colocar la salida como la agenda principal en el parlamento. Sin embargo esta decisión pasa necesariamente por un rol más activo y el acompañamiento de la calle y el protagonismo social. No es suficiente dejar el desenlace de la crisis en manos del Congreso, conociendo los antecedentes de negociación por debajo de la mesa existentes.

Es en este contexto que la Asamblea Nacional de la CGTP del 3 de marzo, los frentes regionales, sindicatos y organizaciones sociales, así como los partidos democráticos y progresistas, tienen un rol importante que jugar, estando al tanto y con mucha capacidad para definir y conducir el Paro Nacional y las medidas de lucha en su momento oportuno, concentrando toda la energía en ese objetivo principal, que es echar a PPK de la gestión.

La acumulación y desenlace de la correlación de fuerzas, no es un asunto lineal o gradual, los trabajadores tienen la necesidad de sintonizar y entender que hay una mayoría social y política, que se reflejan hasta en las encuestas discutibles, que no pueden ocultar el rechazo a la corrupción y desea el cambio de gobierno por la vía de la vacancia de PPK. Se requiere la voz de la calle fiscalizando el voto político del Congreso.
Destronar y vacar a PPK será el mejor aporte del pueblo peruano a la solidaridad con el pueblo venezolano, porque derrotaremos a uno de los peones y fichas de la ofensiva de Trump; será la recuperación de la autoestima del peruano, frente a toda la ola corrupta del país y el continente; una evidencia de la tendencia desconstituyente del modelo lobbysta y corrupto, una nueva etapa para construir una fase constituyente que requiere el país para nuevas elecciones y una Asamblea Constituyente, como objetivos próximos ante la crisis del régimen; en ese marco luego de la vacancia, algunos marcharemos contra Trump para enfrentar su política racista y militarista, porque es el enemigo de los pueblos, mientras otros tienen el derecho de recibir a su amigo Nicolás Maduro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: